fbpx

Los documentos necesarios para alquilar una vivienda están debidamente estipulados dentro del texto de la ley. Esto permite garantizar cierto nivel de confianza y seguridad tanto para el arrendatario como para el arrendador durante la gestión del contrato.

Conocer qué documentos debe aportar cada parte también garantiza no ser víctima de una estafa o fraude, evita tener inconvenientes futuros y permitirá evaluar mejor la decisión de alquilar una vivienda.

¿Por qué son necesarios los documentos para alquilar una vivienda?

Si tenemos en cuenta que actualmente está en auge el arrendamiento de pisos, tanto entre la población joven como entre la población adulta, se hace aún más importante tener conocimiento de los documentos necesarios para alquiler de vivienda.

En principio se debe entender que tanto el inquilino como el propietario deben aportar una serie de documentos debidamente formalizados. 

Cada una de las partes deberá tener conocimiento de la obligatoriedad de presentar dichos documentos y revisar los correspondientes a la otra parte en lo que respecta a sus aspectos formales. Esto es lo que aportará la garantía jurídica para poder formalizar el contrato.

Documentos que debe presentar el inquilino

El propietario o agencia inmobiliaria en representación del mismo, te exigirá para formalizar el contrato, algunos documentos para arrendar una vivienda que te mencionaremos a continuación. 

Así que, para iniciar con buen pie, te recomendamos comprobar que tienes todo lo que se suele pedir para alquilar. De esta forma, tendrás todo listo en el momento en el que encuentres una oportunidad interesante. ¡El piso perfecto puede volar en cuestión de horas!

Identificación personal

Como cualquier otro trámite legal, es indispensable que te identifiques con tu Documento Nacional de Identidad (DNI) o cualquier otro que poseas, como NIE o pasaporte. Este es el principal documento para comprobar la identidad del inquilino. En caso de que varias personas vayan a ocupar el inmueble, será necesario presentar la identificación de cada una de ellas, si así lo considera oportuno el propietario y siempre que su participación en el arrendamiento sea activa. Por ejemplo, los niños no tienen que identificarse ya que no son parte interviniente en el contrato.

Nómina, contrato de trabajo y Declaración de la Renta (para trabajadores por cuenta ajena)

El inquilino deberá presentar sus tres últimas nóminas y una copia de su contrato de trabajo, que certifiquen la percepción de ingresos mensuales para enfrentar el pago de las mensualidades, así como su antigüedad y estabilidad en la empresa para la que trabaja. Asimismo, también se podrá solicitar la Declaración de la renta para que el propietario evalúe con mayor detalle sus posibilidades económicas para enfrentar realmente el pago del alquiler de la vivienda.

Recibo del autónomo, Declaración del IVA y de la Renta (para trabajadores autónomos)

Por otro lado, en caso de que el inquilino trabaje como autónomo, deberá proporcionar otra documentación. Ésta es: los tres últimos pagos del recibo de autónomo, la última declaración de IVA y finalmente, la última Declaración de Renta.

Aval para el alquiler

Esta es una condición que imponen algunos arrendadores para tener mayor seguridad. Este aval corresponde al compromiso formal de una tercera persona para dar cobertura en caso de impago

Este aval se solicita por parte del propietario para certificar la posibilidad del inquilino para cumplir con los pagos del alquiler. Le asegura al arrendador que existe el compromiso del arrendatario para habitar efectivamente el inmueble y cumplir con lo estipulado en el contrato.

Seguro de impago de alquiler

Si se determina como requisito para el arrendamiento, la compañía del seguro de alquiler elegida, evaluará las nóminas, contrato de trabajo, declaración de la renta, IVA y pago de los recibos del autónomo (según corresponda el caso), para determinar si asegura a este posible arrendatario y en consecuencia, se puede proceder a alquilarle el inmueble, ya que si no pasa su filtro, será decisión del arrendador si aun así, quiere alquilarle el inmueble a esta persona sin tener posibilidad de tener este seguro. 

Este tipo de póliza protege al propietario ante posibles impagos, cubriendo determinadas mensualidades y otros activos, como la reclamación judicial de las cuotas. 

Documentos que debe presentar el propietario

Si bien el arrendatario debe presentar los documentos especificados anteriormente, el arrendador también tiene la obligación de presentar una documentación debidamente formalizada. 

En este caso, se trata de documentos distintos a los solicitados al inquilino, pero que se necesitan para dar forma jurídico-legal al acuerdo.

Estos documentos también están especificados en la Ley de Arrendamientos Urbanos y en las correspondientes normativas de las Comunidades Autónomas.

Certificado de eficiencia energética

Este documento lo realiza un perito especializado en eficiencia energética que puede certificar cual es la cantidad de CO2 que el uso de la vivienda arroja a la atmósfera. Con ello se clasifican a las viviendas según la capacidad de gestionar la energía consumida. 

El rango de clasificación va de la A, que corresponde a las viviendas más eficientes, hasta la G, donde se engloban las viviendas menos sostenibles. ¡Echa un vistazo a estos tips para ahorrar luz en tu nuevo piso!

La renovación de este certificado se realiza cada diez años y corresponde siempre al arrendador su gestión.

Título de propiedad

El arrendatario debe poder comprobar que efectivamente es el dueño del inmueble puesto en alquiler quien le ofrece la vivienda. Para ello el arrendador deberá presentar un documento que testifique su propiedad, bien sea el título de propiedad, un documento de compra-venta o algún otro que esté contemplado ante la ley vigente.

Justo a este documento también se debe presentar el DNI del arrendador para verificar los datos suministrados y comprobar la identidad del mismo.

Facturas de suministros

Las últimas facturas de los suministros básicos (electricidad, gas, agua) son necesarias para comprobar que no exista ningún tipo de deuda o carga pendiente. La vivienda debe estar al corriente de todos los pagos correspondientes para poder ser puesta en alquiler. 

Depósito de fianza

Finalmente, este documento es solicitado de acuerdo a lo dispuesto en la Ley de Arrendamientos Urbanos. Es el justificante del depósito de la fianza entregada por el arrendatario, la cual el arrendador ha introducido en la en la cuenta designada por cada Comunidad, así como su registro o presentación ante el organismo correspondiente.

Consejos para alquilar una vivienda

Además de comprobar que en tu carpeta tienes todos los documentos necesarios para alquilar una vivienda, echa un vistazo a estos breves consejos:

  • Confirma la vigencia de cada uno de documentos que debes presentar al arrendador. 
  • Vigila los términos del contrato para no tener problemas de incumplimiento por omisión de algún punto específico.
  • Es recomendable que solicites un inventario de todo lo que se encuentre en el inmueble, incluyendo el estado de los mismos. Esto evitará problemas ocasionados por daños anteriores o posteriores al arrendamiento.

Documentos para alquilar vivienda a través de una inmobiliaria

Con todo esto bajo el brazo, ya estás en disposición de alquilar la vivienda que más te guste o que necesites. Y, si tienes dudas, olvídate de todo y llámanos. En PRIMER GRUPO nos encargamos de todo lo necesario para formalizar el arrendamiento y te gestionaremos todos los documentos necesarios para alquilar una vivienda, tanto si eres el propietario como el arrendatario, para que no te equivoques y no te tengas preocupar de nada.

Rate this post