El crowdfunding es una práctica financiera que ha ido creciendo en la última década y consiste en el aporte de pequeñas cantidades de dinero por parte de muchas personas. Es un mecanismo financiero que permite acceder a grandes inversiones a un mayor número de personas. De este modo, hace más accesible a estos pequeños inversores participar en grandes proyectos que de otro modo les resultaría imposible, como puede ser la compra de un inmueble para obtener una mayor rentabilidad.

El crowdfunding se ha ido extendiendo en muchos sectores y ámbitos de toda índole y, en el sector inmobiliario, también ha encontrado un lugar este tipo de financiación que cada vez está más extendido. Para entenderlo mejor, vamos a ver cómo funciona, en qué consiste, así como sus riesgos y beneficios.

¿Por qué el crowdfunding es una tendencia cada vez más extendida en el sector inmobiliario? 


El crowdfunding ha “democratizado” las inversiones inmobiliarias, permitiendo a pequeños inversores acceder a grandes proyectos con los que obtener una mayor rentabilidad de sus ahorros. 

Hasta hace unos años, la inversión en inmuebles era un sector al que muy pocos podían acceder. Era necesario no solo contar con los ahorros suficientes para poder enfrentarse a la compra de un inmueble, sino los conocimientos suficientes para poder conocer la rentabilidad de dicha inversión. 

Sin embargo, con el avance de la tecnología, herramientas y la cantidad de información que tenemos, es cada vez más fácil y accesible invertir en inmuebles para pequeños inversores.

El crowdfunding nos permite participar en grandes inversiones con muy poco dinero, accediendo de este modo a mayores rentabilidades, lo que ha supuesto que esta fórmula de financiación gane cada vez más adeptos. 


¿En qué consiste el crowdfunding inmobiliario?


Por lo general, cuando hablamos de crowdfunding inmobiliario nos referimos a grandes inversiones, como puedan ser promociones de obra nueva, financiadas por un gran número de pequeños inversores. Aunque cada vez la práctica es más extendida en el sector y podemos encontrar crowdfunding inmobiliarios para un apartamento en primera línea de playa, por ejemplo.

Pero básicamente se centra en grandes inversiones de obra nueva en lugares donde la rentabilidad está más que garantizada, como obras nuevas en las Ramblas de Barcelona o en el barrio de Salamanca de Madrid, por ejemplo.


¿Cómo funciona el crowdfunding inmobiliario?


Invertir en inmuebles con el modelo de crowdfunding es tan sencillo como entrar en una de las muchas plataformas que existen para tal fin, inscribirse y hacer la aportación económica, que puede ser a partir de 50€ o menos. Por supuesto, cuanta mayor sea la inversión, más beneficio obtendremos. 

Una de las primeras plataformas de crowdfunding inmobiliario en España es la famosa Housers, donde tienen un amplio abanico de oportunidades inmobiliarias en las que invertir. 


Riesgos y beneficios del crowdfunding inmobiliario


Además de los riesgos y beneficios inherentes al  mundo de las inversiones, este modelo de crowdfunding tiene los suyos propios:


Principales riesgos del crowdfunding  inmobiliario

El principal riesgo del crowdfunding inmobiliario es el de no obtener la rentabilidad proyectada y en su defecto no recibir dividendos. Los estudios de rentabilidad de la inversión asociada a un proyecto los realiza el promotor. Las plataformas deben tener expertos inmobiliarios que contrasten y auditen estos datos para aprobarlos y en consecuencia si los ven como oportunidades es cuando las «suben» para ofrecerlas a los inversores.

Dado que rentabilidades pasadas nunca garantizan rentabilidades futuras y éstas están basadas en los business plan del promotor para cada proyecto, no se asegura que se vayan a cumplir. Es más, dependiendo de la evolución del negocio y de la política agresiva o conservadora para realizar los business plan, las rentabilidades pueden ser superiores o inferiores a las iniciales.

Son las plataformas las que en su buena práctica deben realizar los estudios de una forma conservadora y si no llegan a un acuerdo con el promotor desechar el proyecto. Por tanto, serán las rentabilidades reales una vez finalizado el negocio las que hagan que se reparta dividendos superiores o inferiores a los inicialmente proyectados. En este sentido, es fundamental conocer cómo realizar la tasación de una futura vivienda.


Principales beneficios del crowdfunding inmobiliario

La principal ventaja es la de poder participar en grandes proyectos con muy poco capital. El crowdfunding abre las puertas a toda clase de inversores y la inversión puede realizarse en todo tipo de proyectos desde una cantidad de dinero muy reducida. Además, se puede invertir en el número de proyectos que se desee, ya que cada inversor es independiente del resto.


¿Es seguro el crowdfunding inmobiliario?


El crowdfunding inmobiliario, como cualquier otro tipo de inversiones, conlleva riesgos que pueden ser reducidos y minimizados con la ayuda y asesoramiento de expertos que brinden servicios inmobiliarios profesionales. De este modo, podemos estar tranquilos y poder gestionar nuestro capital sin preocupaciones. Si estás pensando en crowdfunding inmobiliario, desde PRIMER GRUPO Inmobiliarias podemos asesorarte y ayudarte para que obtengas la mayor rentabilidad con el menor riesgo posible. 

Si estás pensando en crowdfunding inmobiliario, desde PRIMER GRUPO Inmobiliarias podemos asesorarte y ayudarte para que obtengas la mayor rentabilidad con el menor riesgo posible.

Compártelo: