fbpx

Franquicia inmobiliaria vs agencia independiente, he aquí la cuestión. Elegir entre el innovador modelo de formar parte de un grupo de agencias y tener la solidez de una marca o arriesgarse con un proyecto individual sin las ataduras de un franquiciado, es el eterno dilema.

Para tomar la mejor decisión conviene saber la diferencia entre franquicia inmobiliaria y agencia independiente, además de las características de cada una.

De ese modo, podremos tomar la mejor decisión como emprendedores para abrir un negocio inmobiliario con éxito.

Diferencia entre lo que es una franquicia inmobiliaria y una agencia independiente

En lo que respecta al sector inmobiliario, una franquicia es un acuerdo entre dos partes, denominados franquiciador y franquiciado en el que este último se beneficia del uso de una marca comercial, aprendiendo su metodología de trabajo y recibiendo apoyo y asesoramiento bajo el paraguas de la firma.

Por su parte, una agencia inmobiliaria independiente es un modelo de negocio en el que un agente inmobiliario presta servicios de gestión e intermediación en diferentes operaciones  inmobiliarias sin depender de una entidad mayor.

Algo así como un comercial que media en servicios de compraventa, alquiler, permuta y cesión de bienes raíces de forma independiente y sin pertenecer a una entidad inmobiliaria profesional bajo la que regirse.

A grandes rasgos, la diferencia entre franquicia inmobiliaria y agencia independiente es, sustancialmente, la pertenencia o no a una firma inmobiliaria consolidada en el sector de los bienes raíces.

Franquicia inmobiliaria vs agencia independiente

En el modelo de franquicia inmobiliaria se da una simbiosis entre ambas partes, un acuerdo en el que el franquiciado se beneficia de las rentas del franquiciador a cambio de una suma de dinero pagadera en mensualidades.

Por su parte, la agencia inmobiliaria no tiene una cobertura de mayor envergadura, pero tampoco debe satisfacer ningún pago en concepto de royalty.

Aunque esta es la diferencia entre franquicia inmobiliaria y agencia independiente en términos económicos, existen otros aspectos a tener en cuenta que los convierten en dos modelos de servicios inmobiliarios muy diferentes entre sí.

¿Diferencias irreconciliables?

Entre una franquicia inmobiliaria y agencia independiente las diferencias como el peso de la marca conocida, son aspectos muy significativos a considerar.

Si bien es cierto que una marca de prestigio genera confianza, en el sector inmobiliario la reputación del agente de ventas también se tiene en consideración.

Sin embargo, beneficiarse inmediatamente de la tranquilidad de trabajar bajo el paraguas de una marca comercial conocida no es pecata minuta.

Portal inmobiliario

Toda agencia inmobiliaria debe contar con un portal web en el que dar visibilidad a sus servicios.

La diferencia entre franquicia inmobiliaria y agencia independiente en lo que respecta a la web profesional, es que un independiente deberá contratar una web y a quien se la gestione.

En el caso de la franquicia inmobiliaria, además de esto, el portal web y el software, ya están incluidos en el contrato de franquicia.

Cartera de inmuebles y CRM Inmobiliario

Además, una agencia independiente deberá conseguir un programa de gestión, mientras que la franquicia inmobiliaria proporcionará un CRM Inmobiliario o dará opciones.

A través de la franquicia tendrás acceso a una cartera de inmuebles de la red inmobiliaria para trabajar desde el minuto uno.

La tarea del agente independiente es más ardua. La oferta de inmuebles es inicialmente escasa y se limita a unas pocas propiedades de conocidos y amigos, mientras que una franquicia inmobiliaria ofrece la posibilidad de disfrutar de acuerdos.

Estos beneficiosos tratos de una franquicia inmobiliaria permiten acceso a bancos, agencias de seguros y tasadoras, administradores de fincas o financiaciones que facilitan el trabajo y la captación inmediata, así como el éxito en las transacciones.

Herramientas de gestión de transacciones, marketing e imagen de marca

Es un paquete de ventajas. La diferencia entre franquicia inmobiliaria y agencia independiente en lo que a recursos se refiere es significativa… ¡y jugosa!

Contar con contratos y acuerdos ajustados a la normativa vigente y correctamente actualizados, además de contratar un servicio de firma digital, supone un quebradero de cabeza menos a la hora de emprender a través de una franquicia inmobiliaria.

Además, este tipo de acuerdos permite disponer de una imagen de marca profesional, con un departamento de publicistas que han elaborado las estrategias de marketing adecuadas y ponen en tus manos una imagen de marca cuidada para gestionar la inmobiliaria.

Formación y asesoramiento

En lo que respecta a otras de las diferencias entre franquicia inmobiliaria y agencia independiente, es el contenido de la formación y el acceso asesoramiento profesional continuo marca un punto de inflexión.

Si eliges una agencia inmobiliaria independiente podrás elegir la formación que consideres necesaria, aunque algunas Comunidades Autónomas exigen una titulación determinada que deberás tener en cuenta y tendrás que gestionarlo tú mismo.

A este respecto, la diferencia es que la empresa franquiciadora ofrece formación continua y constante, además del asesoramiento necesario antes, durante y después de cada transacción.

Los diferentes cursos de formación y la metodología de trabajo impartida por las franquicias inmobiliarias permiten ahorrarse gastos en consultores profesionales, abogados o gestores relacionados con el sector y te asegura estar actualizado en todas las áreas necesarias a medida que sea necesario.

Ahora que conoces la diferencia entre franquicia inmobiliaria y agencia independiente, ¿cuál se adapta mejor a ti? Tu elección es la que marcará el éxito en esta aventura empresarial. Y si no sabes por dónde empezar, te invitamos a consultar nuestro modelo de franquicia inmobiliaria, a conocer todas las ventajas, condiciones y precios aquí. Cualquier duda, estamos a tu disposición para aclararla y así puedas tomar tu decisión.

5/5 - (1 vote)