fbpx

Tienes una propiedad y deseas venderla. Decides publicar la oferta, pasa el tiempo y te preguntas: ¿Por qué no se vende mi casa? Esto puede ser más común y recurrente de lo que quizás te hayas imaginado ya que las características del mercado inmobiliario fluctúan a gran velocidad.

Conviene revisar adecuadamente el procedimiento que has seguido hasta ahora, porque quizás estés cometiendo una serie de errores que te impiden vender tu casa. Lo mejor para cerrar una transacción de compraventa de una propiedad, es seguir unos pasos muy concretos.

No consigo vender mi casa ¿qué puedo hacer?

Aunque te has repetido a ti mismo en los últimos meses la frase mi casa no se vende, lo cierto es que no puedes asumir una actitud pesimista si tu prioridad es concretar la venta de tu bien inmueble.

A continuación, te daremos una serie de recomendaciones que te serán de gran ayuda para dejar a un lado los malos resultados. Lo mejor no es lamentarse del fracaso, sino preguntarte ¿por qué no puedo vender mi casa? para obtener respuestas:

Evalúa tu inmueble de forma realista

Uno de los primeros pasos para vender una casa es realizar un proceso de tasación que permita establecer un precio inicial de venta. Este proceso debe ser lo más exacto posible, de esta manera evitarás crearte falsas expectativas en torno al valor de tu propiedad logrando venderla más rápidamente.

Te recomendamos bien solicitar a una inmobiliaria como la nuestra, una valoración sin coste ni compromiso de tu vivienda o si no, contratar los servicios de un tasador, para evaluar el estado de tu casa y actualizar su valor. 

Recuerda que una vivienda se trata de un activo no corriente y como tal se deprecia con el transcurso del tiempo, por lo que debe calcularse su depreciación actual y restarse de su valor de adquisición.

Al calcular el valor de una vivienda se tienen en consideración factores como la zona donde se encuentre ubicada, la superficie habitable que ofrece y, por supuesto, su condición estructural y si además posee materiales, acabados o reformas que incrementen su valor.

Analiza la zona en la que se encuentra tu casa

Una vez tu casa haya sido tasada adecuadamente, lo siguiente será llevar a cabo un análisis de los precios en los que se ofertan viviendas similares a la tuya. Por ello te recomendamos ser realista en lo que se refiere a la oferta y la demanda de la zona.

Esto te permitirá obtener un criterio mucho más objetivo a la hora de comparar el estado y las condiciones de los bienes inmuebles ofertados en tu zona. 

En el caso de que estos bienes se hayan revalorizado o, por el contrario, reducido su valor, deberás ajustar el precio de tu propiedad a una cantidad más real.

Debido a que la oferta y la demanda de viviendas puede llegar a variar de mes a mes, te recomendamos cotejar los precios de manera mensual, pues nunca se sabe cómo puede afectar a la hora de realizar una venta.

Documentación al día

Estás cansado de repetir no consigo vender mi casa pero, ¿estás preparado para la transacción? Analiza si cuentas con la documentación correcta y que esté vigente. Puede parecer un asunto bastante obvio, pero te podría sorprender la cantidad de personas que simplemente lo ignoran.

El no contar con los documentos puede retrasar e incluso anular la venta de una casa. Los posibles compradores exigen esta información para cotejar el estado de este tipo de activos. Si quieres encaminar sobre ruedas el proceso de venta, deberás ocuparte de ese aspecto.

Entre los documentos más comunes para la venta de una vivienda se encuentran el documento de propiedad y las escrituras consignadas ante un registro público, el certificado energético, los pagos del IBI y los justificantes de los pagos a la comunidad, entre otros.

Verifica el estado de tu casa

Además de preguntarte ¿por qué no consigo vender mi casa?, debes atender ciertos aspectos más inmediatos, como el estado en que ésta se encuentra.

A pesar de que durante mucho tiempo nuestra vivienda pueda llegar a ser un lugar cómodo y acogedor para nosotros, quizás no lo sea para otras personas o necesite de ciertos arreglos o retoques para resultar más apetecible para la compraventa. 

Tus compradores potenciales no tienen porqué compartir contigo tus gustos y estilo. Siempre nos vendrá bien contar con un criterio coherente que nos permita evaluar la condición de nuestra propiedad con la mayor objetividad posible.

Si tu objetivo es mejorar la estética de tu casa, entonces deberás realizar las reformas que sean necesarias para que se vea en su mejor estado posible y de esta manera incrementar las posibilidades de concretar una venta. Otra opción es contar con el servicio de Home Staging que inmobiliarias como PRIMER GRUPO ofrecen. Esto, te ahorrará las reformas y le dará un look completamente distinto y renovado a  tu vivienda.

¿Tu casa se ajusta a la demanda?

A pesar de poseer un inmueble espectacular, puede darse el caso de que no se adapte a las demandas actuales del mercado, debido a que las viviendas con determinadas características no siempre son la prioridad para la mayoría de los compradores.

Por lo general las casas de lujo, de gran tamaño y con terrenos exclusivos y privados, pueden tardar un tiempo considerable en conseguir el comprador adecuado.

Dentro de este tipo de casa también se incluyen aquellas con un diseño particular adaptado intrínsecamente a las necesidades de sus dueños originales.

Una forma bastante efectiva que te permitirá vender tu casa rápidamente se basa en tratar de convencer a los compradores de que tu casa puede suplir también sus deseos y necesidades.

Para eso, en algunos casos deberás modificar la decoración de forma que sea asépticamente viable para todo el mundo o realizar las mejoras necesarias para definir un estilo más moderno o rural, en función de las tendencias de compra.

Construye una puesta en escena

Aunque parezca algo superfluo, las puestas en escena pueden ser la diferencia entre vender tu casa en tiempo récord o que te despiertes cada mañana preguntándote ¿por qué no puedo vender mi casa?

Una vivienda con una decoración bien elaborada se muestra mucho más apetecible que un lugar que simplemente está más descuidado, oscuro y poco atractivo. A fin de cuentas, los compradores quieren imaginarse viviendo allí.

Si deseas mejorar el potencial de tu inmueble, entonces arréglalo y decóralo para mostrarlo de la mejor forma posible. Si no eres muy hábil en decoración, puedes contratar los servicios de una inmobiliaria como PRIMER GRUPO o un especialista en decoración de interiores.

Recurre a los servicios de una agencia inmobiliaria

Aunque parezca un tópico: zapatero a tus zapatos. Quien de verdad sabe de ventas de vivienda son las agencias inmobiliarias, como la nuestra. Poner tu propiedad en venta con una agencia inmobiliaria mejora las posibilidades de éxito sustancialmente. En PRIMER GRUPO sabemos lo que hacemos, por eso somos tu inmobiliaria de confianza en la Comunidad Valenciana.

1/5 - (1 vote)