Las primeras semanas de confinamiento fueron más que suficiente para que muchas personas se dieran cuenta de la importancia de contar con una casa que cumpla ciertas características. Un hogar con más luz, con mejor ventilación, con una terraza o un balcón algo más grande de lo habitual que mejore las vistas, una buena cocina, … Son muchos los detalles que nos ayudan a estar más o menos cómodos en nuestro hogar.

Y son muchas las personas que están buscando ahora un hogar mejor, cambiando el actual por uno que se adapte y cumpla con sus nuevas necesidades, pero no siempre contamos con los ahorros suficientes como para poder hacer este cambio a una vivienda mejor. Entonces, ¿qué opciones tenemos?

Cambiar a una vivienda mejor es posible

Lo primero que necesitarás es el asesoramiento de un profesional inmobiliario, para que te aconseje, en función de tus necesidades y posibilidades, de tu vivienda actual y de la vivienda deseada, así como para ayudarte en la estrategia a seguir para poder cumplir con el nuevo objetivo: “la compra de tu nuevo hogar”.

Una vez cuentes con la ayuda de un profesional, podrá ofrecerte diferentes soluciones y formas de conseguir la casa de tus sueños. Hay muchas opciones para conseguirlo y vamos a darte algunas ideas de forma orientativa:

  1. Comprar tu nueva casa y mantener la actual para que una vez hayas realizado el cambio puedas rentabilizarla en el mercado de alquiler, para ello es necesario contar con los ahorros necesarios y buena capacidad de financiación (caso de ser necesaria), incluso el alquiler puede ayudar a minimizar el pago de la nueva financiación.
  2. Comprar tu nueva casa y poner en venta la actual. Esta opción requiere disponer de una buena capacidad de endeudamiento, puedes comprar tu nuevo hogar, contando con una mejor financiación e hipotecando las dos casas (la que compras y la que tienes actualmente en propiedad), simultáneamente ponemos en el mercado tu vivienda actual para que se pueda vender en un plazo de entre 3 y 6 meses y una vez vendida puedes cancelar parte de la hipoteca de tu nuevo hogar con el resultado de la venta.
  3.  Vender e irte de alquiler unos meses. Esta es una de las opciones más utilizada por las familias, con la venta se consigue contar con los medios de pago necesarios que ayuden a encontrar tu nuevo hogar y la razón para aconsejar el alquiler es para evitar las precipitaciones en la búsqueda de tu nueva casa, es más difícil equivocarse cuando la prisa en encontrar la nueva vivienda es un poco más relajada y te deja evaluar mejor sus ventajas e inconvenientes.

En cualquier caso, la ayuda de un agente inmobiliario profesional, alguien que conoce el mercado, tu situación y tus necesidades, resulta imprescindible para poder llevar a cabo este cambio a una vida mejor.

Si quieres conocer tus opciones para cambiar a una vivienda mejor, puedes contactar con nosotros y te ayudaremos a conseguir tus sueños.

Compártelo: