En algún momento todos soñamos con ser los propietarios de una casa. El problema surge en que convertirlo en una realidad suele ser un proceso complicado.

Los problemas para mantener una política de ahorro, los bajos ingresos o la inestabilidad laboral son tres de los grandes problemas a los que se enfrentan los jóvenes españoles a la hora de plantearse la adquisición de una vivienda.

El Estado intenta ayudar a la población más joven a emanciparse con una serie de ayudas a jóvenes para comprar una casa. A continuación te contamos de qué ayudas se tratan y cómo beneficiarte de ellas.

Emanciparse sí, pero ¿cómo?

La emancipación se ha puesto cuesta arriba. Casi tanto como la vida. Los jóvenes no lo tienen nada fácil para alcanzar el sueño de la vivienda propia. Y aunque esto ha sido especialmente complicado desde siempre, ahora el problema se expande también al alquiler.

Los datos son claros, tan sólo el 17.3% de los jóvenes de entre 16 y 29 años están plenamente emancipados y, de ellos, tan solo el 26% lo está como propietario de una vivienda.

La Administración no es ajena a estos datos y por ello ha activado varias medidas económicas para fomentar la independencia del sector más joven de nuestra sociedad.

Una de esas ayudas es el Plan Estatal de Vivienda, que incluye un paquete de medidas que da cobertura económica a la opción de compra, alquiler, rehabilitación y promoción de inmuebles, especialmente pensada para los más jóvenes.

Aunque siempre hay una letra pequeña. Y es que esta ayuda tan solo es aplicable a poblaciones con menos de 5.000 habitantes.

Para los jóvenes de casi 7.000 localidades españolas, este impulso constituye un alivio económico a su voluntad de emanciparse, pero deja huérfanos a los empadronados en más de 1.100 municipios que constituyen, en volumen, un grueso poblacional similar.

A todo esto hay que sumar que la inestabilidad laboral no permite a los jóvenes saber si su futuro inmediato está dentro o fuera de nuestras fronteras, por lo que afrontar los gastos de compra-venta de una vivienda sin conocer la estabilidad a la que se puede enfrentar se convierte en una acción con demasiado riesgo inherente.

Las ayudas del gobierno

Sea cual sea la decisión particular sobre el futuro laboral, las ayudas a jóvenes para comprar una casa constituyen un trampolín económico sólido.

De hecho, para facilitar el disfrute de una vivienda digna adecuada a los jóvenes menores de 35 años, el gobierno concede ayudas de hasta 10.800€ para la adquisición  de un piso, siempre que su coste sea inferior a 100.000€ y la ayuda no supere el límite del 20% del precio de adquisición.

A todas luces, la inestabilidad gana a las ayudas. El 40% de los jóvenes aún viven con sus padres en cuanto a cifras globales. Si acudimos a las grandes poblaciones, los valores aumentan considerablemente.

¿Los motivos? Además de los mencionados, la necesidad de ahorrar el dinero suficiente para dar la entrada a un crédito hipotecario. En nuestro país, el valor promedio está en 34.194€. Una cifra prácticamente imposible para el 46.4% de nuestros jóvenes.

Alquiler de vivienda, más de lo mismo

En lo que respecta a las ayudas para el alquiler, los requisitos son prácticamente idénticos que los estipulados por el Plan Estatal de Vivienda.

En este caso, el alquiler no podrá superar la cuantía de los 600€ mensuales para percibir hasta el 50% del alquiler o hasta el 30% en caso de superar ese baremo y oscilar entre los 601€ y los 900€ (cantidades muy habituales en las grandes urbes).

Ayudas de las Comunidades Autónomas

Cada Comunidad Autónoma ha destinado una partida económica que sirva de ayuda para comprar casa a jóvenes. En las oficinas autonómicas de cada localidad se recopila la información necesaria y los requisitos.

Un ejemplo de este tipo de iniciativas son las ayudas a jóvenes para alquiler y compra de vivienda de la Generalitat Valenciana.

Este tipo de ayudas se ofrecen de forma directa a personas físicas con escasos medios económicos cuya vivienda se encuentre en el territorio de la Comunidad Autónoma de Valencia.

Requisitos para optar a la ayuda de vivienda para jóvenes

Los requisitos para optar a las ayudas de alquiler o las ayudas a jóvenes para comprar una casa son ser mayor de edad y tener menos de 35 años.

La dotación, concedida mediante procedimiento de concurrencia competitiva, se destina a la adquisición de una vivienda en régimen de propiedad y con los mismos parámetros que las leyes estatales: ubicada en un municipio de menos de 5.000 habitantes, que constituya su residencia habitual y en la que viva durante al menos 5 años.

Aspectos como la posesión de la nacionalidad española o la residencia legal, estar en condiciones de suscribir un contrato de adquisición de vivienda o no superar la cifra de 3 veces el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM) en cuanto a ingresos son algunos de los muchos requisitos para beneficiarse de estas ayudas.

Importe

Las ayudas a jóvenes para comprar casa en la Comunidad de Valencia son de hasta el 20% del precio de compra de la vivienda sin anexos ni gastos y tributos inherentes a la adquisición con el límite de 10.800€, cifras que imitan las ayudas estatales en cuanto a ventajas y límites económicos.

Ayudas extraordinarias COVID

Como consecuencia de la pandemia sufrida por la crisis del coronavirus, la cifra de jóvenes que han adquirido una vivienda o se han independizado ha bajado sustancialmente.

Incluso muchos de los que ya habían dado el paso para independizarse se han visto en la tesitura de tener que regresar al domicilio paterno.

Las inyecciones económicas directas tienen un aporte máximo de hasta 900€ con carácter mensual que permite cubrir hasta el 100% del coste de la renta como inquilino. Eso sí, el plazo máximo de la ayuda es de seis meses.

¿Cómo conseguirla? Basta con demostrar que el solicitante es el inquilino residente habitual y permanente de dicha vivienda y que se encuentra en una situación de especial vulnerabilidad causada por el COVID-19; es decir, que haya sufrido un ERTE o haya sido despedido de su trabajo a causa de las restricciones.

Y recuerda, en PRIMER GRUPO contamos con cientos de viviendas en alquiler que cumplen estos parámetros y todos nuestros asesores están a tu disposición para orientarte y ayudarte a tomar la mejor decisión sobre tu próximo alquiler.