fbpx

El mercado inmobiliario es uno de los pocos sectores económicos que no ha resultado demasiado afectado por la pandemia y la crisis económica derivada de la misma. Bien es sabido que este fenómeno, presente a nivel mundial por largo tiempo, ha constituido un elemento dificultador en la recuperación económica. 

Sin embargo, aunque el parque inmobiliario no parece lastrar las consecuencias del Covid-19, esto no significa que no haya retos para las franquicias inmobiliarias a los que se tengan que enfrentar.

Además de posicionar las franquicias inmobiliarias nuevamente en el mercado para que ocupen su respectivo lugar, éstas tienen también como labor, contribuir a restaurar el propio mercado inmobiliario lo máximo posible, como principal reto para el 2022.

Retos franquicias inmobiliarias

Después de haber superado el peor momento de la crisis sanitaria, es necesario plantear nuevos medios para recuperar las oportunidades económicas que se perdieron. 

El sector inmobiliario es uno de los pocos sectores que pudo superar la crisis por la pandemia y la económica, sin que fuera de pérdida total. 

De hecho, su vuelta a la actividad ha propiciado que la compra y venta de viviendas se haya convertido en un ejercicio en auge cada vez más competitivo, ya que los clientes son cada vez más exigentes en cuanto a sus requerimientos.

Viviendas sostenibles

Este es uno de los principales retos para las franquicias inmobiliarias. Posicionar las viviendas sostenibles o ecológicas como una alternativa a la construcción tradicional.

Cada vez más, los clientes buscan pasar de las casas tradicionales a casas de madera o soluciones más amigables con el medio ambiente. Ahora se tienen más en cuenta conceptos como ventilación y eficiencia energética.

Aumento del mercado en ciertos lugares

Debido a la crisis económica, las ciudades pequeñas se han visto más afectadas, lo que ha provocado que la gente se desplace a las grandes ciudades o a espacios abiertos y alejados de núcleos urbanos. 

Esto genera presión en el mercado inmobiliario. Se genera una mayor búsqueda de viviendas que puedan satisfacer la demanda particular de los clientes.

Cambios en el mercado inmobiliario en las ciudades

Muchos proyectos inmobiliarios se suspendieron en el 2020, pero la cantidad de clientes esperando soluciones no disminuyó. 

Se experimentó, en contra de todas las expectativas, un aumento de la demanda de consumidores. De esta manera, se incrementó la búsqueda de viviendas en determinadas zonas y con características especiales. 

Así, entre la nueva demanda, entran a formar parte los pisos y casas con buena ventilación, por ejemplo, o con posibilidades de ampliación a corto plazo. De todos los perfiles, éstos son los más solicitados por los clientes.

Cambios en la financiación de viviendas

Las entidades financieras deberán adaptarse a las necesidades reales de los clientes y de las franquicias inmobiliarias para su propia financiación. Es necesario que se pueda realizar la gestión de un crédito en el menor tiempo posible, de igual manera que se deben replantear las opciones y modos de pago.

Desequilibrio en el coste real de la vivienda

Uno de los mayores retos en el mercado inmobiliario, extrapolable también como reto de franquicias inmobiliarias, es volver a recuperar el equilibrio en el coste real de la vivienda

El precio de los metros cuadrados en determinados sectores o zonas, se incrementaron de forma desproporcionada. Esto debe solucionarse, tanto en beneficio del mercado inmobiliario como de los clientes.

Papel de las franquicias inmobiliarias

Las franquicias inmobiliarias deben dejar de ser solo un intermediario y pasar a dar un asesoramiento integral al cliente. 

En PRIMER GRUPO Inmobiliarias, estamos preparados para responder con todas las nuevas necesidades y aspiraciones de los posibles compradores, con un trato 100% personalizado y cercano.

Esto incluye asesoramiento en cuanto a los trámites a realizar, una completa actualización sobre los cambios que se presenten en cuanto a normativa, requerimientos y perfiles profesionalizados tanto para la compra como para la venta de viviendas.

Menos espacios para oficinas

La venta de pisos o de espacios para convertirlos en oficinas ha decaído debido al auge del teletrabajo. Los clientes buscan invertir en inmuebles que puedan convertirse en viviendas funcionales y no un lugar exclusivo de trabajo.

2022 un año de oportunidades

El aspecto positivo es que el próximo puede ser un año de oportunidades.

Hay que tomar en consideración la situación económica actual, que ha llevado a muchas personas a vender propiedades por necesidad, así como a entender la existencia de compradores que aprovechan estas circunstancias. 

Se estima que esto dinamice aún más el escenario. Para aprovechar estas oportunidades, el sector de las franquicias inmobiliarias, debe tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Es necesario realizar una buena inversión en tecnología y digitalización, llevando a la franquicia a ser visible en diferentes plataformas digitales.
  • Saber identificar las nuevas preferencias de los clientes, originadas a partir del cambio que se está generando a nivel social. Esto incluye conocer y asesorar sobre las nuevas tipologías de viviendas y estar al tanto de nuevos conceptos, como es el de las viviendas inteligentes.
  • Realizar ajustes en los precios de compraventa, teniendo en cuenta factores como el desempleo, los tipos de interés y el acceso a determinados servicios.
  • Efectuar cambios en los modelos de alquiler, haciendo énfasis en los alquileres vacacionales, debido al giro que se experimenta en el sector del turismo.
  • Tener presente que el mercado inmobiliario, debido a su estabilidad actual, se ha convertido en refugio para los inversores en tiempos de crisis.
  • Aprender a diversificar el riesgo, que se puede disminuir para evitar cualquier situación de crisis que se presente en el futuro.
  • Comprar una vivienda no es una tarea fácil y genera muchas dudas e inquietudes. Por eso, es importante contratar una franquicia inmobiliaria, que tenga la experiencia necesaria. Debido a esto se debe dar mayor peso a la atención al cliente.
  • En el futuro, los requisitos de los clientes para comprar una vivienda nueva, irán en aumento. De cara a esta realidad, debe contarse con nuevos proyectos que ofrecer y que se ajusten a los requerimientos de clientes.

Los cambios que se han presentado en la sociedad, y dentro del sector inmobiliario, siguen adelante. Actualmente, la prioridad de los clientes es la ventilación, la ecología y espacios abiertos. 

Toda franquicia debe contemplar esas necesidades dentro de los nuevos retos. De igual manera, conviene estar preparados para los cambios que están por venir. 

Se espera que los retos de franquicias inmobiliarias sean asumibles. La experiencia previa en sortear momentos económicos y sociales más difíciles avalan una eficiente gestión.En PRIMER GRUPO Inmobiliarias afrontamos con fuerzas y mayor experiencia y conocimientos todos los retos de las franquicias inmobiliarias para 2022. ¿Lo hacemos juntos?

5/5 - (1 vote)