963360153

Ya está, lo has decidido: quieres vender tu piso y, claro, como es obvio, quieres venderlo por la mayor cantidad posible de dinero. Emprender una reforma es, en consecuencia, una necesidad fundamental para conseguir revalorizar el piso.

Así, las claves de una reforma son conseguir invertir una cantidad de dinero determinada para que la ganancia final a la hora de la venta sea (muy) superior a esta inversión que hemos hecho. Pero, desde luego, no toda inversión es rentable por lo que en este artículo te aconsejamos sobre cuáles son las cosas que debes hacer de cara a conseguir que el valor de tu propiedad incremente y puedas venderla más cara.

10 consejos para revalorizar tu piso:

1. Tirar los tabiques: quizás sea de las reformas más aparatosas que podemos hacer en un piso para incrementar su valor, pero, ciertamente, merece la pena. Remodelar una distribución antigua puede hacernos ganar espacios y más luz.

2. Pensar en la distribución: en ocasiones, a la hora de emprender una reforma nos damos cuenta de que los pisos tienen pasillos muy largos o habitaciones que no vamos a utilizar. Tratemos de pensar como el futuro propietario para que la distribución de la casa sea lo mejor posible.

3. Cerrar o abrir la terraza: en función del lugar en el que estemos y del tipo de terraza que tengamos, cerrarla o abrirla puede ser una de las reformas que haga que el piso gane más valor. Una terraza grande puede ser aprovechada para comer, una pequeña, es mejor cerrarla.

4. Reformar la cocina: cuando hablamos de reformas en pisos rara vez pensamos en la cocina y, sin embargo, es uno de los lugares básicos. Cambiar los azulejos, los enchufes y, sobre todo, instalar un lavavajillas puede hacer que el precio se dispare.

5. Cambiar azulejos de los baños: uno de los cambios más estéticos es colocar azulejos mucho más de la moda que los que teníamos antes. A la hora de hacer reformas en pisos, optemos por lo moderno.

6. Abrir ventanas (siempre que se pueda): no siempre será posible realizar en los pisos este tipo de reformas, pero, en la medida de lo posible, será ideal conseguir más luz natural en habitaciones, cocina y salón.

7. Pintar las paredes: es de las reformas que menos cuestan y, sin embargo, es una de las más estéticas y que más se notan en los pisos. Pintar las paredes – sobre todo con colores atrevidos – puede dar una segunda vida a un piso.

8. Eficiencia energética: todo el mundo sabe que el certificado energético es obligatorio desde hace unos años; lo que muy pocas personas saben es que un piso eficaz energéticamente puede ver aumentado su valor de hasta un 20%.

9. Quitar el gotelé: quizás la reforma estrella a la hora de hacer que un piso cueste más dinero sea ésta. El gotelé es algo antiguo y que ya no está de moda. Si queremos evitar que nuestro piso sea como el de Cuéntame, quitémoslo ya.

10. Pulir el parquet: como sucede con pintar las paredes, pulir o acuchillar el parquet puede ser una de las mejores decisiones que tomemos de cara a mejorar nuestra vivienda. No es excesivamente caro y es algo que se nota muchísimo.

Compártelo: